jueves, 11 de septiembre de 2014

Operación Nikolai: el secuestro y asesinato de Nin

Durante el pasado IV Congreso Internacional de historia y cine celebrado en Barcelona tuve la oportunidad de escuchar la magnífica ponencia de su directora María Dolors Genovès, que habló de las dificultades que se encontró para poder documentarse y rodar el documental Operación Nikolai: el secuestro y asesinato de Nin -1992- producido por TV3, sobre el asesinato del histórico dirigente del POUM a manos de los agentes soviéticos. Habló del resto de su producción como documentalista y en todo momento puso en evidencia su afán por adoptar un punto de vista lo más objetivo posible, su veracidad en la búsqueda y aproximación a las fuentes, huyendo de sentimentalismos facilones en el montaje, en definitiva, su preocupación por el rigor, diría de verdadera historiadora, al menos cuando se centra en investigaciones de tipo histórico. Desconozco su producción de perfil más político, que supongo estará muy condicionada por el medio donde trabaja.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Críticas cinematográficas recientes

Ida, de Pawel Pawlilowski  

En las últimas semanas Babelia, el suplemento cultural de El País ha publicado excelentes críticas cinematográficas de algunas películas recientes:


miércoles, 23 de abril de 2014

Los colonos del Caudillo



Anoche pude ver en la Filmoteca de Albacete el documental Los colonos del Caudillo y asistir al debate posterior con sus directores Lucía Palacios y Dietmar Post, dentro del ciclo de Cine Jurídico.
El documental investiga el por qué de la pervivencia del topónimo Los Llanos del Caudillo. A partir de este caso concreto se analiza la evolución de la dictadura y la pésima revisión de la memoria histórica durante el ya largo período desde la muerte del dictador hasta nuestros días. Descubrimos el enorme fraude que llevó a cabo el régimen con los colonos instalados en las tierras del Instituto Nacional de Colonización, sometidos a una implacable explotación, hasta el extremo de que no se concedieron los prometidos títulos de propiedad y para los que trabajaron en condiciones deplorables durante más de treinta años. Pero los directores no se detienen ahí sino que investigan por qué a día de hoy aún pervive la referencia al Caudillo en el topónimo del pueblo. Y es cuando comprendemos cómo se hizo la Transición y la mala gestión de la memoria histórica en los veinte años que gobernó el partido socialista en democracia, cómo la sociedad española aún no ha saldado las cuentas pendientes con el sistema de terror dictatorial de Franco.

miércoles, 2 de abril de 2014

Javier Cercas sobre Doniphon y Suárez

El hombre que mató a Liberty Valance
En una entrada anterior analicé un aspecto concreto de la película El hombre que mató a Liberty Valance. En esta película de John Ford la valentía y el coraje de Doniphon -John Wayne- hacen posible que Stoddart lleve la ley y la civilización a Shinbone. Javier Cercas, autor de Anatomía de un instante, escribe un brillante artículo comparando la tarea del héroe Suárez con la de Doniphon, que hizo el trabajo sucio necesario para liquidar el franquismo, pero que se inmoló en el intento. Reproduzco parte del artículo:
(...)"En otro lugar lo llamé un héroe de la traición; el oxímoron sigue pareciéndome válido. ¿Qué es un héroe de la traición? Estamos acostumbrados a pensar en la lealtad como una virtud, y lo es; pero hay momentos en la historia en que es más ardua, más valiente y más honesta la traición que la lealtad. La Transición fue uno de ellos. Se ha recordado a menudo estos días que, cuando el Rey designó a Suárez presidente del Gobierno, los demócratas se horrorizaron ante el nombramiento de aquel arribista del franquismo, ministro secretario general del Movimiento por más señas; apenas se ha recordado que, a la inversa, fueron los franquistas más duros quienes se entusiasmaron con la elección de Suárez. Es natural: aquel joven hábil, seductor, enérgico, kennediano y complaciente era uno de los suyos, de modo que consideraron su nombramiento como la mejor garantía de que el franquismo no iba a morir con Franco. Qué error, qué inmenso error. En menos de un año, a base de diálogo, claro, pero también de pases de magia y trucos de trilero, Suárez liquidó el franquismo y puso los fundamentos de la democracia. Fue así como el gran héroe se convirtió en el gran traidor, al menos para los franquistas; para los demás, o para casi todos los demás, acabó convertido con el tiempo en el advenedizo de sucio pasado que se había ensuciado las manos traicionando a los suyos"(...)

domingo, 19 de enero de 2014

El cine y Wall Street

Reproduzo, por su interés el artículo de ElDiario.es La bolsa según Hollywood: de Gordon Gecko a Jordan Belfort, sobre las películas que han analizado el mundo de la bolsa en la últimas décadas.

Michael Douglas como Gordon Gekko en Wall Street
Michael Douglas como Gordon Gekko en Wall Street
Gordon Gekko es el tiburón primigenio, el broker fundacional que da lecciones de envidia, codicia, tipos de interés y especulación a un grupo de unversitarios imberbes, incluyendo a una generación de espectadores. Wall Street merece la pena aunque sólo sea por uno de los mejores y más terroríficos discursos bursátiles de la historia del cine - Greed is good (la codicia es buena)- que Michael Douglas regala a la directiva de la empresa Teldar. Un discurso que hoy es menos divertido y más inquietante. 
Melanie Griffith y Tom Hanks en La hoguera de las vanidades
Melanie Griffith y Tom Hanks en La hoguera de las vanidades
 No es lo más representativo de la película de Brian de Palma pero el Sherman McCoyprotagonizado por Tom Hanks es, efectivamente, un agente bursátil, lo que explica que sea adúltero, avaricioso y algo mucho peor. También ambientada en el Nueva York de los 90, La hoguera de las vanidades desmitifica el gran sueño americano a través de su lobo financiero, que atropella a un chico negro y se marca un farruquito antes de redimirse.
Richard Gere como el empresario Lewis en Pretty Woman
Richard Gere como el empresario Lewis en Pretty Woman
 Nadie se acuerda pero Richard Gere era, efectivamente, un tiburón de postín en Pretty woman.Edward Lewis es un liquidador, de los que compran empresas, las trocean y las venden por partes. Lewis especula con todas las letras, agita billetes y compra un amor en oferta con trapitos de Louis Vuitton. El prototipo de egoísta romántico también le pega a Wall Street.
Christian Bale en American Psycho
Christian Bale en American Psycho
 De narcisista a sociópata, "Jack el destripador" del parqué, Patrcik Bateman es el misógino, caníbal y perturbadísimo tiburón de American Psycho. Comparte la misma afición por los sacos con el símbolo del dolar y las caderas que sus compañeros de lista. Este yuppie con ecos pollockianos es la caricatura extrema de las nuevas camadas de brokers financieros de los 80.
Jeremy Irons en Margin Call
Jeremy Irons en Margin Call
 Recordad este día: Margin call nos sitúa en la antesala del desastre. En esta ocasión, un reparto estelar se mete en las carnes de los lobos inversores que hundieron la economía estadounidense en 2008. Pero el líder alfa de la manada es John Tuld ( Jeremy Irons), director general de la empresa y cerebro maquiavélico de una operación fatal.
Paul Giamatti y William Hurt en la TV movie Too big to fail
Paul Giamatti y William Hurt en la TV movie Too big to fail
  Too big to fail es un término financiero que describe la situación de un sistema cuya quiebra tendría consecuencias garrafales, es decir Malas noticias. Como en esta TV movie, en la que nos sitúa de nuevo en 2008 para meternos entre bambalinas de las conversaciones que tuvo el Gobierno con Wall Street. Un cara a cara entre Henry Paulson, secretario del Tesoro, y el político estadounidense Ben Bernanke.
Gad Elmaleh en la película de Costa-Gavras El Capital
Gad Elmaleh en la película de Costa-Gavras El Capital
 La picaresca del sistema financiero actual toma forma en la figura de Marc TourneuilEl Capitalnos aleja de Wall Street para sumergirnos en la economía europea y sus confabulaciones con otros "sicarios del dinero" mundiales. Más que tiburón, este es el astuto zorro del grupo. Como él concluye: "soy un Robin Hood moderno, seguiré robando a los pobres para dárselo a los ricos".
Ben Affleck y Tommy Lee Jones en The company men
Ben Affleck y Tommy Lee Jones en The company men
  The company men es un retrato de las resacas de poder. Cuando los buques insignia americanos se encuentran de pronto varados en las orillas del fracaso.  Bobby Walker (Affleck) tendrá que reinventarse al no poder contar más con un ostentoso estilo de vida digno del mundo bursátil. 
Corey Johnson y James Cromwell en la TV movie Los últimos días de Lehman Brothers
Corey Johnson y James Cromwell en la TV movie Los últimos días de Lehman Brothers
 Los escarceos financieros que tuvieron lugar en el fin de semana más dramático para la economía de EE.UU, no encuentran lagunas en Los últimos días de Lehman Brothers. Un esquema de la peculiar odisea de  Dick Fuld, jefe del gigante financiero, para intentar capear el temporal que se les venía encima.
Leonardo DiCaprio en El lobo de Wall Street
Leonardo DiCaprio en El lobo de Wall Street
  El último stock broker, el que nos ocupa actualmente en carteleraJordan Belfort representa todas las quimeras del poder en forma de juventud, yates, drogas, esculturales damas y fecundas reservas de alcohol. El joven que se creyó Gordon Gekko y revolucionó los paradigmas del fraude. No en vano, es el auténtico Lobo de Wall Street.